Enviando solicitud ...

14 medidas básicas para hibernar correctamente tu barco

Tras un largo invierno, llegamos a nuestro barco para empezar la temporada de navegación y de repente nos damos cuenta que nuestro sueño de viento y velas se ve retrasado por un error de falta de mantenimiento, lo que provoca normalmente un disgusto familiar.

Siguiendo estos 14 sencillos pasos de mantenimiento básico del barco en invierno, el día que queramos zarpar lo tendremos todo listo y preparado para la aventura.

14 sencillos pasos de hibernación del barco

1. Velas

Estos elementos, por muy protegidos que estén con la funda, en realidad son una parte muy expuesta a lluvia, viento y demás inclemencias.

Si no vamos a navegar a vela en invierno es recomendable sacarlas, ya que al mojarse con la lluvia y no secarse debidamente crean moho además de ensuciarse.

2. Cabullería

Ya que vamos a desmontar las velas, lo ideal es quitar todos los cabos y drizas, dejando unas guías pasadas. En el caso en que no deseemos desmontarlo todo, podemos dejar todas las drizas arriba del todo con una guía y el resto de la driza que nos queda a mano, detrás del piano, y protegerlo del sol con una bolsa.

Evitaremos así que queden marcas de lluvia en el casco.

3. Jarcia

La jarcia de nuestro barco no requiere una acción específica, pero es recomendable no dejarla suelta para evitar vibraciones excesivas del palo los días de viento. Si el backstay es ajustable, es recomendable dejarlo un poco tenso.

4. Obra viva

Deberemos proteger la parte del barco que está en contacto con el agua y, en parte, con el interior del casco.

Vamos a sacar la corredera y dejar el tapón específico. Y aprovecharemos este momento para limpiar la corredera y dejarla lista para la próxima temporada.

En el caso en que optemos por cerrar los grifos de fondo pensando en que podríamos prevenir el caracolillo en el pasacascos, es recomendable tenerlo muy presente y dejar un aviso en todo el barco (sobretodo al lado de la llave de arranque del motor) para evitar posibles accidentes como al arrancar el motor olvidar que tenemos los grifos de fondo cerrados y no permitir la refrigeración del motor, pudiendo causar daños en el rodete de la bomba de agua y un mas que posible sobrecalentamiento del motor

5. Obra muerta/Cubierta

Hay que dejar las defensas bien puestas y todas las escotillas cerradas. Es recomendable limpiar el casco periódicamente para evitar la acumulación de polvo.

Es imprescindible dejar cubiertos todos los display de electrónica y poner fundas en ruedas de timon, barbacoas exteriores, tapizados fijos, maderas barnizadas o pintadas… y se ha de ir moviendo y engrasando las piezas móviles, como por ejemplo los winches, poleas, escotillas, stoppers…

También es recomendable desmontar y guardar capotas, biminis y toldos para evitar su deterioro por el sol lluvia y viento

6. Amarras

En largos periodos de inactividad del barco, y con los cambios meteorológicos del invierno, las amarras han de resistir y proteger nuestro barco de golpes e inclemencias y han de ser capaces de gestionar tensiones muy diferentes.

Una buena solución son amarras con muelles de goma ya que proporcionan amortización y previenen tirones agresivos por los temporales invierno y tensiones innecesarias en cornamusas y bitas de amarre.

7. Interior

Si queremos evitar echar a perder los tejidos por moho, los malos olores y la oxidación prematura de las partes eléctricas, es necesario prevenir la condensación y la acumulación de humedad dentro del barco. Hay que ventilar y poner deshumidificadores que se han de ir controlando y vaciando de agua.

También es muy recomendable dejar registros de sentinas y armarios y cajones abiertos para facilitar la circulación de aire y evitar zonas húmedas.

Dejar las neveras paradas, vacías, limpias y con la puerta abierta para garantizar la ventilación

8. Tanque de aguas negras

Durante el invierno nos aseguraremos de dejar el tanque de aguas negras del baño vacío, enjuagado con agua dulce y desinfectado.

9. Potabilizadora

La potabilizadora requiere un cuidado especial, ya que no la podemos dejar parada sin más para evitar la creación de bacterias en las membranas o su obturación por sedimentos.

Una potabilizadora debe funcionar cada dos o tres días y no es recomendable hacer trabajar la potabilizadora con agua del puerto ya que esta contiene mucha densidad de partículas y bacterias y puede contener aceites o hidrocarburos.

Si nuestra potabilizadora dispone de un sistema de autolavado o de lavado con agua dulce se lo debemos hacer cada mes, de lo contrario habrá que realizar un hibernado completo con productos específicos, cada fabricante recomienda el suyo.

No es recomendable dejar la potabilizadora si agua ya que al dejar la membrana seca se estropea.

10. Electricidad

El mantenimiento básico de hibernación para la electricidad de nuestro barco incluiría desconectar las baterías para asegurarnos que no se descarguen y las desenchufaremos del puerto. A cambio, debemos ir revisando periódicamente que no se descarguen y enchufarlas cada 15 días aproximadamente para que recuperen su carga.

Las baterías van perdiendo carga con el paso del tiempo y es imprescindible que no se nos descarguen del todo, ya que para recargarlas es necesario un proceso de carga muy lento y los equipos del puerto no están preparados para ello. Podríamos producir daños irreversibles en la batería o reducir su ciclo de vida.

11. Sentina

La bomba de achique debe estar conectada directa a batería y disponer de algún tipo de sensor automático, quizás el más recomendable es el de boya.

Está bien también deja registros de sentina abiertos para que se ventile y evitar humedades.

12. Motor

Es importante arrancar periódicamente el motor para que todas sus partes se muevan y las bombas hagan circular los líquidos, engrasándose así todo su interior, y dejarlo que coja temperatura, revisar los humos y el nivel de aceite y de líquido refrigerante.

13. Generador

El generador requiere los mismos cuidados que el motor marino.

14. Tanque de gasoil

Para evitar la aparición del temido moco, que puede terminar obstruyendo los filtros del motor, durante la hibernación del barco es recomendable dejar el tanque de gasoil lleno al máximo y hacer una limpieza del tanque cada determinado tiempo. Y dependiendo de las calidades del gasoil donde repostemos sería aconsejable instalar un pre-filtro de gasoil con decantador de agua.

 

¿Cómo preparas tu barco para el invierno?
¿Has tenido alguna sorpresa al ir a navegar tras mucho tiempo sin usarlo?
¡Cuéntanoslo!


Algunas de las tareas requeridas para el mantenimiento básico del barco en invierno dependen de visitas periódicas al puerto. Y los propietarios de las embarcaciones no siempre podemos desplazarnos.

Si te quieres asegurar que tu barco está en perfectas condiciones cuando quieras empezar a navegar, puedes contar con Marina Estrella Service. Nuestro equipo se encargará de visitar periódicamente el barco, realizar el mantenimiento básico y emitirá informes de su estado.

Solicítalos presupuesto adaptado a los servicios que más interesantes te resulten. Te haremos un informe del estado de tu barco y un presupuesto de mantenimiento totalmente personalizado. Disfruta de las ventajas de confiar el mantenimiento de tu barco a Marina Estrella.


Contacto: comercial@marinaestrella.com
Teléfono: 965.14.22.37 / 935.40.39.00

Movil y WhatsApp: 0034 669 73 70 05 y 0034 679.34.31.66


 

Compartir